Un hombre llamado Ove o “Sin ti todo es un caos”

Un hombre llamado Ove podría ser la típica comedia en la que un viejo gruñón, por ejemplo y sin ir más lejos Gru mi villano favorito, pasa de ser el más odiado del barrio al más querido por todos y se convierte en el héroe de su entorno. Lo dicho, por su trama, podría encasillarse entre los lacrimógenos temas sentimentales de longevos redimidos, pero no sería correcto. La nueva película del director Hannes Holm (Los Andersson Road Movie) nos habla de la vida y de la muerte planteándonos qué hacemos con ellas; de la vejez, la soledad, del vacío y del amor o del honor todo esto sazonado con humor, sencillez y frases inteligentes, verdaderas perlas como por ejemplo: “Siempre llega un momento en la vida en el que decides quién quieres ser”. Esta historia es una auténtica reflexión sobre el individuo, su trayectoria existencial y la sociedad que le rodea, tanto es así, que uno de sus logros es que todos, tengamos la edad que tengamos, encontraremos espejos de nosotros mismos más nítidos o borrosos, pero están.

OVE_3
Ove (Rolf Lassgård) y su nueva vecina Parvaneh (Bahar Pars). El día y la noche.

La película protagonizada por un comedido pero verosímil Rolf Lassgård (Jägarna 2, Storm, Después de la boda) es una adaptación de la exitosa novela homónima de Fredrik Backman y ha acumulado una colección de premios, entre ellos, tres Guldbagge en su país (los Goya suecos), incluido el de Mejor Actor; se llevó el de Mejor Comedia en los European Film Awards y ha sido nominada a los Oscar en las categorías de mejor película de habla no inglesa y maquillaje.

Ove es el típico cascarrabias que nadie soporta en su urbanización. A sus 59 años, viudo pero atado a su inolvidable y adorada Sonja -el gran e irreemplazable amor y motor de su vida -, es un ser solitario obsesivo, resentido, paranoico de las normas del buen comportamiento por lo que controla y persigue sin descanso a todo su vecindario para ver qué hacen o dejan de hacer. Vamos, es un pesado que se empecina odiosamente en mantener el orden y la disciplina. Sus síntomas se agravan cuando le obligan a jubilarse en la empresa en la que ha trabajado toda su vida, por lo queda más tiempo libre y menos alicientes para disfrutarlo. Ante tal situación Ove solo espera la muerte y decide acelerarla, pero no le resulta tan fácil como él podía creer. Luego, tal como se prevé ni bien lees el título de la película en la cartelera, su manera de ser comienza a cambiar progresiva y paulatinamente con la llegada de Parvaneh (Bahar Pars) y su familia.

OVE_25
Filip Berg da vida al joven Ove, un individuo poco demostrativo que en un momento dado se encuentra ante una encrucijada y es cuando dice: “Siempre llega un momento en la vida en el que decides quién quieres ser”.
¿Y cómo hacer de un argumento tan trillado un cálido encaje? Hannes Holmse lo hace engarzando perspicazmente un reparto en el que todos brillan por su maestría y naturalidad, un guión cuidado al extremo, unos diálogos y situaciones tan absurdas como brillantes y flashbacks  intercalados de manera excelente para hacernos un recorrido por toda la vida de Ove, desde su nacimiento hasta el presente. Más de uno sentirá un nudo en el estómago y seguramente no podrá controlar que se le escape un lagrimón o dos, todo esto sin caer en un melodrama empalagoso.

OVE_24
El auténtico e infinito amor hacia Sonja (Ida Engvoll) es el que da sentido a la vida del protagonista. Al enviudar él se pierde.

Mención aparte merece el espectacular maquillaje de Rolf Lassgård, aunque pueda parecer algo mayor de la edad que se supone tiene el personaje: actor y protagonista son dos personas distintas; los colores en la que está rodada, fuertes y con un toque setentero, quizá una metáfora de los tonos del tiempo en el que el protagonista se quedó anclado, cuando la armonía reinaba a su alrededor. Como dato curioso, comentar que parte del rodaje se realizó en el centro de Palma de Mallorca, concretamente, en el Hotel Araxa. Ya, por criticar, también hay que decir que por momentos, Un hombre llamado Ove se hace un pelín monótona, apenas cambia de ritmo, pero superado este trance y si te dejas llevar, es una amable oda al amor, ese amor incondicional e infinito que le hace decir al protagonista “Sin ti todo es un caos”, a la solidaridad y al ser humano… bueno que todos llevamos dentro.

“Un hombre llamado Ove” se estrena el 24 de marzo.

¿Tienes algo que decir?