LAS COSAS DEL QUERER

La lista de los deseos (bobos)

Scroll down to content

Este es el típico caso de la típica película que, con una buena idea y buenos actores podría haber sido, cómo mínimo, entretenida. La premisa de Álvaro Díaz Lorenzo, director y guionista de «La lista de los deseos» es loable: recordarnos que solo se vive una vez y que estaría bien vivir nuestras vidas tal como nos gustaría que fueran. Y en su propuesta tres mujeres muy distintas, dos treintañeras Eva (María León), su mejor amiga Mar (Silvia Alonso) y una cincuentona Carmen (Victoria Abril) se ponen en marcha para intentar llevarlo a cabo acumulando kilómetros a bordo de una auto-caravana. El cáncer, de dos de ellas, es el motor que las lleva a escribir una lista con tres cosas que siempre han querido hacer y nunca se atrevieron y que ahora, cueste lo que cueste, harán realidad.

301-LA-LISTA-©Manutrillo-web
Silvia Aloso, María León y detrás Victoria Abril, cumpliendo sus deseos. ©JulioVergne

Eva y Carmen se conocen en las sesiones de quimioterapia en las que ambas luchan contra el cáncer de mama. Es Carmen, ya veterana en el tema de la quimio, la que sugiere que una vez que acaben con el tratamiento, y sin esperar los resultados del mismo, hagan realidad esos anhelos latentes y hasta el momento aparcados en no te hagas ilusiones, bonita, pero que en realidad son factibles. A Eva le encanta la idea, se lo cuenta a su amiga Mar, que se apunta a la aventura sin dudarlo, al igual que Carmen, la promotora, que al parecer tiene pendiente terminar una lista añeja.

A partir de este planteamiento «La lista de los deseos» es un encadenamiento de despropósitos. Según Álvaro Díaz Lorenzo («Los Japón» y «Señor dame paciencia») con esta película pretendía hablar sobre el cáncer desde un punto de vista optimista, sentimental y con un toque cómico. No lo consigue porque, para empezar, no habla de esta enfermedad, la sobrevuela, incluso la frivoliza y apenas sugiere lo atroz que es. Vamos, la utiliza como podría haberlo hecho con un dolor de muelas. El optimismo, el sentimentalismo y su propósito de ser gracioso, son tan forzados y sin consistencia que los actores a duras penas puede defender y agarrarse a un guión ¿endeble?… No se me ocurre otro adjetivo  La trama es previsible, plana y boba… Casi infantil ¿¡Y los deseos!? ¡Pocas aspiraciones las de estas mujeres! ¿Se pueden tener deseos pendientes tan sosos como los que propone Díaz Lorenzo? Por otra parte, la ligereza y candidez de los diálogos no alcanza ni a la intelectualidad de las españoladas de los 70. Yo aún no he podido descubrir a qué público va dirigida esta película. La gente con un par de neuronas, que esté en los 20, los 30 o la adolescencia, para empezar seguro que tendría deseos más interesantes o al menos poéticos. Por otra parte, difícilmente podrán identificarse con los textos insulsos y nada creíbles de los personajes. Respecto a los gags, facilones, son tan efervescentes como una caña caliente que ha perdido todo el gas.

1233-LA-LISTA-JulioVergne-002
Paco Tous, con las tres protagonistas.

Las anteriores comedias de Díaz Lorenzo fueron un éxito en taquilla -lo que no se traduce ni en calidad ni en que fueran buenas-, y en «La lista de los deseos», el director parece apuntar hacia el mismo objetivo con su «fórmula magistral». Un estilo de dirección, fotografía y producción sin estilo. Y recurre nuevamente a su troupe incondicional de actores. Además de María León o Silvia Alonso, por la pantalla desfilan Salva Reina, Paco Tous, Boré Buika  o un Andrés Velencoso -visto no visto- que hace un cameo de tío buenorro para que las quinceañeras tengan sus cinco segundos de babeo.

1854-LA-LISTA-©JulioVergne_web
Andrés Velencoso, es uno de los actores habituales en las películas de Díaz Lorenzo.

En esta road movie, a la que la falta un mapa bien trazado, los actores se defienden como pueden y algunos como en el caso de Paco Tous, demuestran que no hay guión esperpéntico que pueda con un buen intérprete. Luego, en mi lista de «Salve su dignidad quien pueda»,  le siguen Silvia Alonso -aunque ya la hemos visto en más ocasiones con personajes como Mar-, María León -bastante contenida para estar en la piel de alguien supuestamente angustiada por una grave enfermedad- y Salva Reina, capaz de dotar honestidad y transparencia al buenazo de Toni, el camarero en un restaurante con estrella Michelín en Cádiz. Respecto a Victoria Abril -una actriz excelente, mientras no se demuestre lo contrario- y su Carmen, la pseudo Hada Madrina madurita que «guía» a las otras dos protas, me ha hecho sentir joven como en una especie de viaje en el tiempo hacia atrás: la Abril está igualita a sí misma, y hace los mismos gerstos de cuando era azafata de «Un, dos, tres… responda otra vez».

696-LA-LISTA-JulioVergne-002
Desde Andalucía, esta «road movie» no lleva de compras al zoco de Marruecos.

«La lista de los deseos» es una película que aparentemente trata sobre el cáncer, tema muy frecuente en la gran pantalla, pero en este caso no aporta nada (ni nuevo, ni bueno, ni malo). También es una tragicomedia que difícilmente repercutirá en la fibra sensible de alguien : ni lágrimas, ni risas… Ni asombro, ni misterio, ni emoción y ni…

Por lo general, por aquello de respetar el trabajo de todo artista que se esfuerza en hacer y compartir su obra, me gusta destacar lo bueno de lo que ha hecho. Con «La lista de los deseos»,  me ha costado pero bueno, además de a Paco Tous, resaltaría el tema musical de La Mari y que parte de los beneficios recaudados se destinarán a la Investigación de la Lucha Contra el Cáncer.

Resumiendo: «La lista de los deseos» no hay antagonistas, todos son buenos, no hay malos… A excepción de la producción en sí misma. Lo más increíble de este asunto es que en Hollywood han comprado los derechos de remake  para hacer una versión americana y seguramente, a poco que se esfuercen, será mejor.

la-lista-de-los-deseos_sin-logo-malaga
El cartel de la película.

 

«La lista de los deseos» (A Contracorriente) se estrena en cines el 3 de julio. Será el primer estreno español postcoronavirus.

 

¿Tienes algo que decir?

A %d blogueros les gusta esto: