Mi vida con Jimmy Choo

ig-desktop-BBH7sMWJ-OgSe suele decir que el perro es el mejor amigo del hombre y no tiene sentido negarlo: es verdad. En el caso de Rafael Mantesso incluso llega a su extremo. Su bull terrier le salvó y le cambió la vida. Este publicista brasileño de treinta y tantos, casado, afincado en São Paulo, todo le iba sobre ruedas, trabajaba en el Instituto Ata, donde es socio fundador, tenía unos cuantos proyectos publicitarios que sacar adelante y, además, era copropietario de un restaurante en Belo Horizonte. Vamos, llevaba una vida normal, hasta que su mujer le rompió el corazón cuando se marchó de casa.

ig-desktop-pRYdKZJ-JJ

Un piso todo blanco, desde los suelos al techo, en el ella solo dejó la nevera, la cama y a Jimmy Choo, que mira por dónde, debe su nombre a la marca favorita de zapatos de su ex. Pero ya sabéis, no hay mal que por bien no venga (a excepción de los políticos). A él, un chico tímido y algo retraído, su mal de amores le propició un éxito que jamás llegó a imaginar: 559k de seguidores en Instagram para ver a su lindo perrito en situaciones muy surrealistas, un libro A dog named Jimmy y luego un sinfín de propuestas (rentables) para que Jimmy fuera imagen de diversas marcas (of course, Jimmy Choo incluida).

ig-desktop-7N1lbuJ-Hc

Con el corazón partio (como canta Alejandro Sanz), al llegar a su casa Rafael se encontró, primero con el vacío y luego con demasiado blanco. “Solo estábamos Jimmy y yo. Y tomé dos decisiones importantes: la primera que no iba a comprar nada y luego ponerme a dibujar y pintar, un viejo hobby que había dejado de lado. Cuando lo hacía Jimmy siempre se sentaba a mi lado, así que entonces empecé a dibujar en el suelo en torno a él. Y allí empezó todo”, nos cuenta. Así, casi sin darse cuenta, Rafael además de recuperar su pasión por el arte, volvía a tener ilusiones y a amar la vida.

ig-desktop-8BMNflJ-AP

La primera foto fue una de “Choca esos cinco”, la subió a Instagram y tuvo tantos likes que entre asombrado y divertido se lanzó a hacer más fotos con Jimmy en distintas situaciones, cada una más variopintas. El susodicho fondo blanco, los dibujos y mucha imaginación dieron a luz al perrito con coreografías de ballet, cantando, convertido en rey de Juego de Tronos, volando sobre la ciudad cual Superman o imitando a Marina Abramovic.

ig-desktop-8IxXglJ-IJ

Jimmy Choo no aprendió a dar la pata, le da igual que le digas “¡Siéntate!” y tampoco sabe hacerse el muerto. Su único mérito es ser tremendamente amado por su dueño. “Lo único que sí comprende es “freeze”, y se queda congelado en una posición”. Es lo que toca cuando uno se ha convertido a sus cinco años en un auténtico modelo profesional.

21223419626_70a5e29d5b_b

“Es muy fácil ‘trabajar’ con él. A Jimmy le encanta ser el centro de mi atención y, para mí, cuando nos ponemos en marcha con un tema, es un tiempo de relax. Generalmente trabajamos por la noche tras un largo paseo. Como él está más cansado, también está dispuesto a posar para todas las locuras que tengo en la cabeza”. Lo que no se ve en Instagram es que se requieren 100 y 200 imágenes para conseguir la que posteriormente se publica.

20736119825_f2c63cc608_b

j_dog

Antes de que ambos saltaran a la fama, cuando Rafael se planteaba cómo le hubiera gustado que fuera su vida, “solo quería enseñar a la gente lo asombrosos e increíbles que son los bull terriers. Y ahora, sigo queriendo lo mismo y mi intención es usar el éxito de Jimmy para ayudar a los perros de refugios”, nos explica.

ig-desktop-BAX7hL9p-FS

De hecho en su web Rafael Mantesso tiene un apartado para fomentar la adopción de los bull terriers. “Le gustan a mucha gente, pero los que les quieran adoptar deben saber que requieren mucha atención, que son terriblemente pegotes y cuando decides tener uno es para quererlo y cuidarlo el resto de sus días, no son juguetes”.

ss-140916-dog-art-09.today-ss-slide-desktopig-desktop-rHeki7J-KW

Ni a Jimmy ni a su humano la fama se les ha subido a la cabeza y, apenas ha cambiado sus vidas. “Bueno, hay una cosa importante -puntualiza Rafael-, lo que sí ha cambiado para nosotros es la actitud de la gente en la calle. Antes, todo el mundo le tenía miedo y cruzaba a la otra acera para no estar demasiado cerca de nosotros. Ahora hace lo contrario, cruzan la calle para tocarlo ¡Y a él le encanta!”, explica con una sonrisa.

bull-terrier-illustrations-rafael-mantesso-IIHIH-hero

Rafael, además de trabajar con su perro, sigue haciéndolo en su estudio. Su timidez ya es historia, se le ve como un hombre que emana frescura, con un toque de ingenuidad que no ha perdido y una risa que suena como una cascada transparente y bulliciosa. “Todo mi tiempo lo dedico a ser el dueño de Jimmy”, confiesa encantado.

rafael-mantesso-jimmy-bull

slide_368472_4224454_freeNo podemos decir que haya decorado su casa… “Me  mudé del piso vacio de Belo Horizonte a São Paulo y digamos que tengo algunos muebles, pero mi casa no está tan llena como debería”, confiesa. Aquí sospechamos que ya no puede vivir sin sus lienzos, perdón, paredes blancas.

rafael-mantesso-bull-terrier-20

En cuanto a su vida amorosa, que al fin y al cabo fue el desamor el que dio lugar a toda esta aventura, el artista no tiene ‘nada por aquí y nada por allí’ y asegura “Lo he intentado algunas veces, pero la cosa no funciona. Hace nada terminó mi última relación. No tengo tiempo para novias… ¡Qué penita ¿no?!”

untitled-article-1430990060

Lo que sí tiene muy claro es que si su ex apareciera ahora que ambos, son no sabemos si ricos, pero son muy famosos y reclamara la custodia de Jimmy, que entró en sus vidas cuando se casaron, “yo no le diría nada, solo le enseñaría mi dedo del medio”, nos comenta.

 

Our #ChooHound by Jimmy Choo picks: the Sara M tote
Jimmy Choo Pre Fall 2015 Capsule Collection

 

En lo concerniente a nuevos proyectos Mantesso está muy entusiasmado con “el lanzamiento de la nueva Fundación Jimmy, le estoy creando su propio personaje y le quiero dar a él una voz propia”, comenta.

 

Y la pregunta indispensable: ¿Qué has aprendido de tu perro?

“Qué solo los perros pueden amar a alguien de un modo incondicional”. Ahí queda.ig-desktop-0-Y2UrJ-GQ

 

¿Tienes algo que decir?