LAS COSAS DEL QUERER

Marisol Ramírez: “La paciencia vence tolerando”

Scroll down to content

Marisol Ramírez presenta Ella, un monólogo teatral que nos ilumina sobre el genio de Sor Juana Inés de la Cruz. Pero esta polifacética mallorquina, además de actriz es periodista, una gran periodista a la que callaron por denunciar la descarada corrupción del gobierno de su pequeña y maravillosa isla. Fue entonces cuando comenzaron a señalarla con el dedo. Se casó con Joan Punyet, nieto de Joan Miró, y tienen dos hijos. Volvieron a señalarla, pero un poco más. Por mejorar el mundo -y por ende la política- se atrevió a presentarse a las elecciones por IU ¿Por qué no? Por poco la crucifican «¿Una ricachona yendo de roja?». Perdió, claro. Pero a esta volcánica mujer que resucita de sus cenizas, para también reanimar la figura y obra de la religiosa jerónima del Siglo de Oro, nadie le cierra la boca. Y así nos habla, lógicamente de su trabajo escénico y aprovechando el tirón, no deja títere con cabeza para tratar de política, información y lo que haga falta.

«La valentía y el talento prodigioso de Sor Juana obliga a que el olvido no sea su destino y esa es nuestra misión», dice convencida Ramírez. D.R.

Alguna vez leí -y he buscado el libro, pero no lo encuentro- que hay tres maneras de vivir la vida, en este caso simbolizada por el agua. En primer lugar, como la sal, que vertida en el líquido se disuelve y ahí nadie se aclara dónde está la una y dónde la otra. La segunda opción es la de la piedra que dentro del fluido es impermeable, por lo cual ambos elementos se rozan, y cada uno se mantiene a su aire. Y finalmente la tercera opción es la de un trozo de tela que, sumergida en el líquido se empapa con éste, y viceversa. Se da una comunión en la que las dos materias, sin perder su identidad, se entregan entre sí incondicionalmente. Y este último, a mi parecer, es el caso de Marisol Rámirez. Mujer polifacética que absorbe cada segundo de su vida como si fuera el último, y al mismo tiempo se empapa y compromete con lo que ocurre con la humanidad.

Con «Ella», monólogo teatral que es la adaptación de la Respuesta de Sor Filotea, la obra en prosa de Sor Juana Inés de la Cruz, esta mallorquina ha encontrado su pareja ideal. Se diría que esta fémina volcánica y la intrépida escritora y religiosa jerónima del Siglo de Oro, con casi 400 años de distancia, son almas gemelas: ambas involucradas con la sociedad, sin pelos en la lengua, revolucionarias, dando que hablar, y machacadas por sus coetáneos.

La obra, que el próximo 9 de marzo, se adueñará del escenario del Teatre Lloseta, en Mallorca, ya se ha representado en Baleares, Barcelona, México y, si las cosas marchan como deberían, quizá eche anclas en Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro (del 4 al 28 de julio). «Sería un logro para Ella, ya que este año el evento dedica la edición a la literatura americana escrita por mujeres en el Siglo de Oro. ¡El corral de comedias de es un escenario único para nuestra puesta en escena!», cuenta Marisol ilusionada, mientras Jean Marie Del Moral toma notas de sus gestos con la cámara. «Nuestra propuesta es del todo pertinente para la ocasión».

¿Por qué es importante ver «Ella»?

Porque Juana Inés Ramírez de Asbaje es una mujer extraordinaria, única, que vive hoy en sus palabras a través de unos textos escritos hace casi 400 años que iluminan nuestro mundo. Aunque para la mayoría de la gente es un discurso desconocido y ocultado, la figura de Sor Juana Inés (Ella) tiene en el público actual a su verdadero interlocutor. Escucharla es un placer en nuestro época pero en el S. XVII fue una herejía. Importa ver Ella porque si el poder de la representación sucede, somos mejores personas después de que Sor Juana nos hable. Para eso se hace teatro y nuestro espectáculo es la adaptación de Respuesta a Sor Filotea un poderoso alegato por el derecho al conocimiento femenino, escrito desde una celda por una monja enclaustrada.

Monja enclaustrada, monólogo… ¿Dónde está la emoción?

¡Está! la Respuesta es la consecuencia literaria de una historia real, un trhiller barroco de intriga, traición, poder y conocimiento, puesto que Sor Filotea no era otra que el mismísimo obispo de Puebla, quién bajo ese seudónimo se dirige a Sor Juana para recriminarle sus escritos, instándola a un silencio que, afortunadamente, no se produjo. La valentía y el talento prodigioso de Sor Juana obliga a que el olvido no sea su destino y esa es nuestra misión: iluminarla en el escenario y encarnarla para dar vida a sus palabras porque cada vez que la nombramos, vive y de momento el público sale encantado de conocerla y quiere saber más sobre su figura y su obra.

«Sor Juana fue condenada al silencio, perseguida por sus escritos, apartada por su actitud de librepensadora frente al mundo. Eso hoy nos pasa a muchas.» ©Fiona Mattini.

Casi todos lo único que conocemos de Sor Juana es aquello de «Hombres necios que acusáis…» que aprendimos en el instituto. Lo tuyo fue un flechazo, ¿Qué ocurrió? ¿Y quién es ella?

Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis ”

Ojalá todavía se siguieran enseñando estos versos que, sin ser los mejores de Sor Juana, son los más se conocidos y han trascendido en el tiempo. La clave es su vigencia, son versos que, bien leídos, suponen un verdadero manual de empoderamiento femenino, insta a las mujeres a reflexionar sobre las causas de nuestros males que para ella no son otras que las que acusan en nuestros cuerpos y en nuestros vidas las contradicciones de la moral y el deseo masculino. A unas culpáis por cruel, y a otra por fácil culpáis .Un texto que incluye el debate sobre la prostitución dejando claro en quién recae la responsabilidad de tal acto: cual es más de culpar, aunque cualquiera mal haga, la que peca por la paga o el que paga por pecar.

To be or not to be

Sor Juana deja  clarísima su postura abolicionista y le honra el gesto valiente de defender a sus hermanas desde su clausura acusando a los hombres de la condición en la que ellas viven y cómo son consideradas. Pues para que os espantáis de la culpa que tenéis, les dice a los hombres y se adelante cuatro siglos al discurso de género, que señala todo el constructo social como responsable de los roles de unos y otras en este mundo. Sor Juana levanta el dedo acusador contra un patriarcado que tiene en la Iglesia su peor rostro. Nadie había hecho eso hasta el momento en la cerrada y ultra católica sociedad barroca del Siglo de Oro. Y todavía sus palabras señalan lo que sucede en nuestro tiempo.

¿Y cómo surgió la idea de hacer Ella?

En el tercer año de la Universidad, en la asignatura “Literatura hispanoamericana” el temario dedica seis horas de clase a la ilustre poeta, y descubro su prosa: La respuesta a Sor Filotea, una obra autobiográfica donde Sor Juana salda cuentas con su mundo. El flechazo fue instantáneo, supe que ese texto era un monólogo y que había que pensar una dramaturgia moderna y barroca que alumbrara hoy la palabra de esa niña prodigio mexicana. Adapté el texto, sin perder la riqueza del siglo de Oro, pero con el objetivo de que el público pudiera familiarizarse con ese discurso. Creamos en una escenografía bellísima y mínima, la ilustrada celda de Sor Juana y nos dispusimos a trabajar en una dramaturgia que bajo la dirección de Assun Planas resulta muy potente. Sor Juana fue una visionaria, supo que la oscuridad de su tiempo no podía ser eterna, intuyó un mundo donde las mujeres romperían con las rejas y su pasión fue el conocimiento, eso también hemos querido trasladarlo a la escena siendo muy fieles, sin perder contemporaneidad, a la época y al texto.

¿Crees que tu flechazo es contagioso?

El público, que por primera vez escucha los argumentos de Juana, se asombra ante el ingenio de una mujer que Lope de Vega consideró como la Décima Musa y Fénix América y que es sin duda es la mejor y primera poeta en castellano del Siglo de Oro.

«Sor Juana fue condenada al silencio, perseguida por sus escritos, apartada por su actitud de librepensadora frente al mundo. Eso hoy nos pasa a muchas. La voz propia sigue molestando a una ideología dominante que no acepta salidas del tono general dominante». M.R.

¿Es tu alma gemela?

Lo que no discuto es que su voz me interpela directamente. Conecto profundamente con su deseo de libertad y su visión del mundo. Y sé por experiencia propia también que quien señala los defectos de su entorno, acaba siendo silenciada. Sor Juana fue condenada al silencio, perseguida por sus escritos, apartada por su actitud de librepensadora frente al mundo. Eso hoy nos pasa a muchas. La voz propia sigue molestando a una ideología dominante que no acepta salidas del tono general dominante.

Si Sor Juana viviera en esta época del Movimiento #MeToo ¿Cómo te la imaginas?

Combativa, activista, rápida como un rayo para deconstruir el discurso que siempre nos acaba culpabilizando, sería una compañera extraordinaria. Tipos como, el abogado de la Manada y algún que otro juez temblarían ante Ella. Me la imagino en ese conclave en el Vaticano, para tratar el escándalo de los abusos sexuales a menores; ella estaría ahí señalando a todos los hombres necios que se refugian en las parroquias para vivir su pederastia. Sor Juana ya hablo del abuso sexual en el magisterio de los hombres frente a las niñas” no hallo yo que este modo de enseñar, de hombres a mujeres, pueda ser sin peligro, siendo en el manoseo de la inmediación” Recordemos que las mujeres no podían enseñar porque no podían aprender y esa fue una de las reivindicaciones más severas de Juana: que las mujeres pudieran ser docentes.

«Me imagino a Sor Juana en el conclave en el Vaticano, para tratar el escándalo de los abusos sexuales a menores; ella estaría ahí señalando a todos los hombres necios que se refugian en las parroquias para vivir su pederastia». M.R.

Pienso que lo mas que le molestaría serían todas las calumnias que se vierten en torno a la violencia de género, el dolor de las mujeres invisibilizado, es el caso de los bulos de las denuncias falsas- la cuestión estadística aniquila el debate- o la falta de veracidad que se le da a la palabra de la mujer donde muchas denuncias se realizan para volver a casa a que te maten. También podemos imaginarla como un activista LGBT ahora que ya se habla de su posible relación amorosa con la virreina a la que escribió que “las almas distancia ignoran y sexo” Las dos mujeres pudieron o no amarse carnalmente, pero ciertamente se amaron y Sor Juana vivió la injuria y la calumnia como enemigas feroces. “La paciencia vence tolerando” decía para soportar a sus detractores, y ese pensamiento me parece magistral. Lo uso como mantra en mi vida diaria.

«Sor Juana vivió la injuria y la calumnia como enemigas feroces. “La paciencia vence tolerando” decía para soportar a sus detractores, y ese pensamiento me parece magistral. Lo uso como mantra en mi vida diaria», dice Marisol ante un graffiti de sus hijos. ©Jean Marie Del Moral
Marisol en las ondas…

Detrás de la actriz, productora y periodista, hay una mujer que de haber podido hubiera narrado su propio nacimiento con pelos y señales, pero claro, era un bebé y sus balbuceos, gestos y sonidos resultaban indescifrables. El caso es que el 5 de noviembre de 1970 nació esta comunicadora visceral que dio sus primeros pasos en la radio balear: primero en Onda Cero, en la que dirigió la sección nacional del programa Protagonistas de Luis del Olmo. Luego al frente de «Hoy por Hoy», aguerrida en plan Iñaki Gabilondo en la cadena Ser, dio batalla durante más de una década hasta que se metió con el presidente balear Jaume Matas, diciendo «es un ladrón» (hoy condenado por prevaricación y fraude) y la echan. Nena, tú hablas demasiado.

Aprovecho la ocasión para reiterar que Jaume Matas era un delincuente, ahora que ya se sabe y cumple condena de prisión. Es curioso, porque considero que el trabajo del periodista es investigar e informar de lo que está pasando. Contar lo que ya pasó cuando ya se sabe es más propio de historiadores. Fui muy feliz y muy popular en la radio, hasta que de verdad se puso la cosa seria, creí que trabajaba al servicio de la información y de un mundo mejor si había medios de comunicación comprometidos con la audiencia. Hoy me parece todo tan ingenuo que me sonrojo. La magnífica redacción de Radio Mallorca, Cadena Ser, fue desmantelada porque la corrupción en Mallorca salpicaba todo y no le gustaba ni al poder, ni a la dirección de la radio nuestro tono, el descenso publicitario amenazaba si seguíamos criticando al gobierno que, por cierto era uno de los principales clientes de la radio en publicidad. Maria Antônia Munar y Matas convirtieron Mallorca en un concurso privado de obra pública y muy pocos lo contamos, el cemento y el dinero negro son el  statu quo de una manera de gobernar que alcanza en el caso Nóos su guinda con el duque el Empalmado, entonces yo ya no estaba en la radio, después de que me pagaran mi sueldo durante un año por no hablar. Me pagaban por callarme. Tremendo, muy sor Juana todo.

Tenía muchos admiradores pero también profundos detractores. Menos mal que luego vino el juez Castro y un ejército de funcionarios honrados contra la corrupción y ya sabemos cómo acabó la historia pero mientras Me gané una fama que no ayuda a que te den trabajo. Ser buena no es lo importante. Es mejor, para conservar el trabajo, ser mediocre y obediente que brillante y rebelde. Lección aprendida.

Marisol Ramírez en la radio con Jaume Matas… Ya hace tiempo. D.R.

¿Crees que en aquella época te convirtieron en persona non grata en los medios?

El govern de Matas puso precio publicitario a nuestras cabezas, la mía en particular, cientos de miles de euros en publicidad institucional si me callaba. Me quitaron el programa, me mandaron a la tarde con espacios grabados y las campañas que mezclaban publicidad e información gubernamental, un engaño para la audiencia, llenaron la programación de la radio. Por supuesto acabé yéndome con el tono cínico del director susurrando: «¿Ves cómo aquí no echamos a nadie ni Matas ordena nada?». Así se escribe la historia. Por supuesto ninguna asociación de periodistas, ni ningún sindicato se preguntó por qué las periodistas de la Ser ya no estaban. Los medios no cuentan las miserias de los medios. Nos cuentan los conflictos laborales de los otros, pero la profesión esta cada vez más precarizada y peor pagada. Bueno si te pagan, que hay un ejército de gente escribiendo en los periódicos sin cobrar- Inaudito.

Por supuesto sigo queriendo votar a un partido de izquierda auténtico y dispuesto a la acción pero es difícil con el panorama que tenemos. Lo que si tengo claro es que hay que votar, aunque sea asqueada porque de la abstención que provoca la decepción se alimentan los oportunistas. Lo estamos viendo». M.R.

La comunicación ahora es global. ¿En esta época también te hubieran echado? Antonio García Ferreras es intocable.

Ferreras, le veo a veces en la tele, siempre con poses tan radiofónicas, se nota su paso por Hora 25. Si tocas los asuntos que no hay que tocar te echan, te llames Ferreras o Ramírez. No sé si la comunicación es global o solo lo es el entretenimiento. Quieren darnos gato por liebre, late shows presentados como informativos que convierten en periodistas a sus humoristas. ¿Quién nos informa y desde dónde? Los medios, todos han perdido la credibilidad y ese era su máximo capital. Nadie cree a nadie, la audiencia es líquida y se mueve de manera extraña, y los líderes mediáticos viven modificando la información para que resulte atractiva, entendiendo como atractivo todo aquello que genera morbo y expectación: Audiencia. Y por supuesto las fake news, lo han destrozado todo. Vivimos en la desconfianza, mal asunto para la comunicación honesta.

«Ni mis hijos ni su generación se merecen este mundo, y ya empiezan a verlo, la gente pequeña tiene una conciencia sobre asuntos como la contaminación, el racismo, las fronteras, mucho más interesante que la nuestra cuando teníamos su edad, claro que confío en un mundo mejor gracias a una nueva conciencia, obligo a mi voluntad a ser optimista frente al desastre que veo, pero es imprescindible que cuidemos a la infancia como un patrimonio humano imprescindible para el futuro». M.R.

¿El periodismo es lo que era?

Claro que no. Es como si me preguntaras si lo deshollinadores son lo que eran, hay chimeneas claro, pero ese oficio ha desaparecido. El periodismo como se ha entendido hasta finales del S. XX se ha extinguido. El entretenimiento lo ha devorado todo, la información al servicio de intereses publicitarios, económicos, políticos. Los medios actualmente están concentrados en grandes grupos que cotizan en Bolsa ¿Cómo va ha haber jefes defendiendo a periodistas? Se exigen contenidos que justifiquen la maquinaria publicitaria. Ejército de licenciados en Ciencias de la Información buscando trabajo, porque no es la información lo que importa. No hay noticias, hay cataratas de sucesos que provocan el morbo y el desánimo. Las nuevas tecnologías han confundido los roles, se hace televisión como si fuera radio (con conexiones telefónicas sin imagen), se hace radio como si fuera televisión (con programas grabados) y los medios escritos ya no pueden analizar los datos porque tienen que verterlos rápidamente en sus formatos digitales convirtiendo el papel del día siguiente en algo antiguo.

«Ser buena no es lo importante. Es mejor, para conservar el trabajo, ser mediocre y obediente que brillante y rebelde. Lección aprendida». M. R.

Curiosamente las condiciones en las que trabajan los periodistas, nunca son noticia, pero ahí hay un buen reportaje que nadie quiere ni pretende hacer. Dicho esto, si creo en los individuos, en algunos nombres que defienden en periódicos locales y medios nacionales un espacio de defensa del derecho a la información que toda sociedad necesita para poder tener una opinión formada. Si nos escatiman el derecho a la información contrastada, el totalitarismo avanza. Algunos periodistas trabajan contra eso. Y sobre todo creo en el género documental como autentico oficio periodístico, el caso de Examen de Conciencia es un ejemplo magnífico. los medios han ocupado sus portadas y sus informativos con las denuncias de abusos que el documental señala. Periodismo del bueno en Netflix.

«La política y los políticos actuales son un fiasco ,un castigo. No solo es que no nos representan es que no nos los merecemos, hay un profundo hartazgo social fruto de la incompetencia política que no ofrece bienestar y armonía social sino enfrentamiento y división. Al final pagamos muy caras sus grescas, la convivencia se dificulta y el resultado siempre es conflicto y violencia. No nos los merecemos porque el universal al que aspiramos es a vivir en paz y esta política de intereses e ignorantes no lo consigue». M.R.

¿Te gustaría volver a los medios?

Lo he pensado mucho. Soy una comunicadora y me interesa contar el mundo, creo en la honrada subjetividad del periodismo, un término que aprendí del gran Iñaki Gabilondo, pero me remito a lo dicho anteriormente, es difícil mantener la independencia. Y tampoco recibo propuestas. Después de haber contado, mientras estaban en el poder, como nos robaban la cartera, me hubiera gustado poder narrar la crónica de cómo años después entraban en prisión. Hablo de personajes contra los que hoy es fácil arremeter. Son leña de un árbol caído, pero en su día fuimos muy poco los que cogimos el hacha para talarlo. Los medios se escudan en un relato muy bonito de verdad libertad información veraz y garante de la democracia, pero eso es papel mojado en una sociedad intoxicada por la actualidad, que es lo que ha sustituido a la información, ese magma llamado actualidad y que es un lugar de arenas movedizas, dónde nunca se pisa en firme.

¿Por qué no? es el lema de vida de Marisol Ramírez, una mujer que, valga la redundancia, ama la vida. ©J.M del M.
Si juzgamos sabiamente daremos lo no venido por pasado…

Un poco asqueada del rollo «caciquil» y corrupto de la isla en 2008 Marisol se presenta como candidata por Izquierda Unida a las elecciones. Además de ser políticamente incorrecta, da la casualidad que esta «roja» está casada con Joan Punyet, el nieto de Joan Miró. Vade Retro Satanás ¿Cómo se atreve ésta, que está forrada, a presentarse por la izquierda? Lógicamente pierde… Y por todos los flancos.

¿Has salido escarmentada?

Escarmentada es poco, aún convivo con las consecuencias de esa decisión, hay quien en Mallorca todavía me llama la ex candidata de IU, y ¡han pasado nueve años!! Aunque me avisaron no supe valorar cuánta maledicencia causaría mi decisión política. Desde entonces llevo la letra escarlata de ser feliz y de izquierdas, la popularidad de la radio sirvió para dar la cara en política pero mi vida privada provoca un rechazo, que me dolió pero ya no llevo mal. Mi isla es muy pequeña y entiendo la miseria humana. Por supuesto nunca he atravesado el estrecho en una patera, no duermo en la calle y no tengo problemas para llegar a final de mes, lo cual no me inhabilita para rechazar la ley de extranjería como algo profundamente injusto, solicitar un acceso a la vivienda digno y considerar los centro de internamiento para extranjeros (CIE), un delito. Exijo un salario mínimo interprofesional digno, repito, digno aunque nunca vaya a cobrarlo ¿No tendría que pensar así porque mi vida está materialmente resuelta? puede ser, pero no entiendo la polémica si no la justifica el mal más profundo de este país: la envidia. Hay que saber vivir con ello pero es difícil porque pierdes muchas oportunidades de hacer cosas que vienen mediatizadas por prejuicios ajenos. La gente habla sin saber la mitad de las veces, lo tengo comprobado y parece inevitable. Ser una misma y pasar de todo, es una buena actitud.

«Por supuesto sigo queriendo votar a un partido de izquierda auténtico y dispuesto a la acción pero es difícil con el panorama que tenemos. Lo que si tengo claro es que hay que votar, aunque sea asqueada porque de la abstención que provoca la decepción se alimentan los oportunistas. Lo estamos viendo». M.R.

La política y los políticos actuales te parecen…

Un fiasco ,un castigo. No solo es que no nos representan es que no nos los merecemos, hay un profundo hartazgo social fruto de la incompetencia política que no ofrece bienestar y armonía social sino enfrentamiento y división. Al final pagamos muy caras sus grescas, la convivencia se dificulta y el resultado siempre es conflicto y violencia. No nos los merecemos porque el universal al que aspiramos es a vivir en paz y esta política de intereses e ignorantes no lo consigue. Es una época como de tontos al poder y de falta de criterio. Vienen curvas, leer se me antoja un buen antídoto. Sor Juana lo sabía, pensar por una misma es revolucionario.

¿Te atreverías a volver a presentarte por algún partido?

No. Una y no más. Sin ninguna duda los mejores no están en política. Aprendí mucho de la condición humana, pero eso ya fue. Por supuesto sigo queriendo votar a un partido de izquierda auténtico y dispuesto a la acción pero es difícil con el panorama que tenemos. Lo que si tengo claro es que hay que votar, aunque sea asqueada porque de la abstención que provoca la decepción se alimentan los oportunistas. Lo estamos viendo.

¿Nos merecemos a Vox?

Por supuesto que no, pero gracias a nuestros politiquitos nos lo hemos ganado a pulso. Vox es fruto de esa falta de política por el bien común que tanta falta hace. Cada gallo mirando su gallinero y Vox entra en el corral. Deberíamos dejar de hablar de ellos y que el tiempo los ponga en su sitio. En cuanto a la tensión entre unos y otros, al final voy a entender que en la moderación puede haber más rebelión que en los gritos.

Tú tienes dos hijos pequeños ¿cómo te gustaría que fuera el mundo que les dejáramos?

Ni mis hijos ni su generación se merecen este mundo, y ya empiezan a verlo, la gente pequeña tiene una conciencia sobre asuntos como la contaminación, el racismo, las fronteras, mucho más interesante que la nuestra cuando teníamos su edad, claro que confío en un mundo mejor gracias a una nueva conciencia, obligo a mi voluntad a ser optimista frente al desastre que veo, pero es imprescindible que cuidemos a la infancia como un patrimonio humano imprescindible para el futuro. Los hijos son de la tribu y la maternidad está abandonada, considerada una decisión individual de la que no hacerse cargo como sociedad. La maternidad y la paternidad ni se alientan, ni se protegen, ni se facilitan. La infancia crece rodeada de adultos incapaces de acompañarla y este siguen siendo un lugar sin armonía para la gente pequeña . Uf. A veces le agradezco a la vida que salir de la radio me permitiera estar mucho con mi hija, que ahora ya es una adolescentes y con mi hijo que todavía es un niño. Una puerta se cierra para que se abran las ventanas. Los valores de esta sociedad no son buenos para el futuro de quienes nacen en ella. Pero podemos cambiarlo, la experiencia política me enseño que a veces hay más cambio en el cambio de tu entorno inmediato que en el intento de cambiarlo absolutamente todo, en eso estamos.

Tras dejar la radio, Ramírez cambia de itinerario y funda el Teatro de la Lavandería (que no del blanqueo), con el que por supuesto tiene mucho por comunicar con el que pone en marcha espectáculos que dan voz a las mujeres, como es el caso de «Ella».

¿Qué te da el teatro?

Libertad, eso buscaba y lo he encontrado en el teatro. Si el medio es el mensaje, decidí que mi nuevo “micrófono” iba a ser un escenario. Teatro como medio de comunicación social y como la radio que hacía, teatro directo y comprometido, fundé teatrolalavandería en plena crisis de la guerra de Irak, con un espectáculo Femenino Plural que era un verdadero alegato anti bélico a través de los diferentes textos poéticos de mujeres que habíamos seleccionado con la escritora Leonor Taboada. Luego quise contar, desde un contenedor de basura situado en el escenario, mi experiencia periodística y nació Radio Pirata, en la que un grupo de periodistas se veían obligados a emitir un programa pirata desde un teatro, más tarde volví a los textos poéticos y la canciones con el espectáculo Menú musical, dónde el público elegía el repertorio de la escena y ahora giro con Ella, el monólogo de Sor Juana Inés de la Cruz.. El teatro me da una fuerza que no obtengo en ningún otro sitio, y es el lugar donde el proceso comunicativo, contar algo y escucharlo, se vuelve

¿Un sueño imposible que te encantaría poner en escena, incluyendo directores y actores que aparentemente no están a tu alcance?

Una versión d’Un hiver a Majorque (Un invierno en Mallorca) con el mejor pianista internacional del momento, untando de sobrasada el piano de Chopin. George Sand monologaría sobre su hiver mientras Chopin estaría conectado a una máquina de oxigeno durante toda la función. Una crítica irreverente al mundo de la cultura, pero sería severamente censurada. Es mejor que solo lo imagine. Nuestra próxima función tendrá lugar el próximo 9 de marzo en Mallorca con motivo de los actos programados en torno al Día de la Mujer, prefiero centrarme en lo que si puedo conseguir, ese es uno de los secretos de la felicidad.

Es difícil vivir en una isla en la que todo el tiempo te están señalando por se tan tú, aún así: ¿eres feliz?

Te voy a contestar por Sor Juana, siempre eterna:

Finjamos que soy feliz

triste pensamiento un rato

si os imagináis dichoso

no seréis tan desdichado.

 

One Reply to “Marisol Ramírez: “La paciencia vence tolerando””

  1. Magnífica Marisol ¡! Discurs estructurat amb admiració a la monja que admir per la seva lucidesa, el 9 de Marc a Lloseta no hi cabrà una agulla. Ets admirable, no afluixis, ara mès que mai ¡! Joana Aina Gual Frau

¿Tienes algo que decir?

A %d blogueros les gusta esto: